domingo, 30 de septiembre de 2018

Sobre el Haiku





EL Haiku es un poema de origen japonés nacido al rededor del siglo XVII, formado por una única estrofa de tres versos, con alrededor de 17 sílabas, aunque esta métrica puede variar en más o menos (8 a 20 sílabas).
Por lo general se respeta el uso de tres versos, aunque los hay de dos o cuatro. Lo que caracteriza su estructura es su brevedad y síntesis, como por ejemplo:

Así, tal cual,
como hierbas que son,
los brotes se abren. 

Autor: Santoka

Imaginen una fotografía pero sin la presencia del que la saco es decir, una instantánea que se muestra tal cual es, sin agregados de ningún tipo pero, con la puerta abierta a tocar la sensibilidad de quien la ve que, al hacerlo, puede sentirse empujado hacia algún lugar, sensación o recuerdo emotivo que dicha foto evoca.
El haiku, puede tocar tu espíritu si te atrevés sólo a leerlo como mínimo dos veces consecutivas y de manera lenta.

Un ejemplo de mi autoría: "Cesa la lluvia
                                            gotea el tejado
                                            sobre este cuenco"
                                                                       Shodo Rios

El Haiku paso a ser cultivado por el Budismo zen debido a que nace de los siguientes fundamentos:

Respetar la simplicidad

Evitar metáforas, comparaciones, y recursos literarios elaborados.

Utilizar palabras de uso cotidiano y de fácil comprensión.

Captar un instante, el aquí y ahora como si fuera una fotografía.

Evitar el razonamiento, las ideas. Expresar las cosas como son, sin la intervención del "yo" ni 
inventarlas, propias de la imaginación y manipulación de dicho "yo".

Como se verá, el Haiku es una expresión muy zen. De ahí su interrelación tan marcada con el Budismo zen a lo largo del tiempo.

Por último, aunque en próximas entradas daré algunas referencias más digo: "El Haiku, es una invitación a recuperar la inocencia con la que un niño dice: ¡Mira mamá, un gusanito camina por esa planta!"  Obsérvese aquí, la emoción del niño y el impulso natural por compartirla siendo lo emocional, como es, un elemento esencial de este tipo de poesía. Pero de ello, les contaré en otra entrada.

La inocencia de ver lo que ES, como ES. Despertar.

Gassho

Shodo Rios

Fuente consultada: Puente y Camino, Grupo de Haiku

2 comentarios: