viernes, 24 de marzo de 2017

Muestra de Chi Kung Senderos del Ki


El domingo 19 de Marzo realizamos junto a los alumnos de Chi Kung, una muestra de ésta milenaria disciplina.
Quiero compartir con ustedes el video de un evento que corono una total entrega de cada uno de ellos quienes participaron arduamente sin ceder a los intensos calores de los días y semanas previas, ni a las horas de práctica, como tampoco al pudor que apareció durante los primeros días y que, gracias a su constancia y confianza lograron superar y encontrar así, el amor y la certeza de estar entregando lo mejor de cada uno lo que redundo en una tarde donde el público y nosotros nos aunamos en un círculo de vibrante energía de felicidad, demostrando sin palabras cómo el Chi que generamos toco el Chi del corazón de todos ellos.

Por mi parte, infinitas gracias a todos, incluyendo a los alumnos que por cuestiones personales no pudieron estar presentes o participar del evento como Adriana, Yamila y Ana Laura, como a Noemí, también alumna,  y Osvaldo por el amor puesto en cada foto como en este video. Que lo disfruten. Gassho

Claudio Daniel Rios

miércoles, 22 de marzo de 2017

Enfocarnos en lo que es





Siento que cuando no sabemos lo que en verdad queremos, acabamos, la mayoría de las veces, siendo más proclives a ponernos en contra y de manera reaccionaria a lo que de lugar, contribuyendo de este modo con más confusión y auto destrucción lo cual, es comprensible pues, lo que impera en ese hacer no consciente, es el MIEDO.

Cuando por el contrario sabemos lo que queremos y que ir hacia ello solo es posible en interrelación con el cuidado debido de nuestras energías no renovables y en trabajo compartido con los demás, el foco estará puesto ahí día tras día y el lugar desde el que nos moveremos sera a favor de una vida elaborada desde un pensamiento propio, reflexivo, expresado con vos genuina y acción correcta y sin espacio para la reacción temerosa porque nos mueve el amor, el respeto y la gratitud.
Ahora, cuando es desde el SER, que somos entonces, no habrá necesidad de vivir en pie de guerra atacando o defendiéndonos, lo que en cierta medida es lo mismo sino, asumiendo nuestra responsabilidad y compromiso pues, no hay momento de la vida en el que no estemos tomando decisiones pero, no serán del mismo calibre si se toman no sabiendo lo que se quiere que sabiéndolo y más aún, aprendiendo que cuando actuamos desde el que en verdad somos, todo se ve exactamente como es y es ahí cuando se aprende a transitar la realidad considerando las causas, condiciones y sus muchos efectos.

Solo evolucionamos responsablemente cuando aceptamos y asumimos nuestra participación en la vida y no, cuando nos limitamos como adolescentes a ECHAR CULPAS Y SOLO CULPAS a la espera de que esos mismos adultos a los que culpamos de ineficientes e incapaces nos den lo que no tienen o peor aún, lo que nos les interesa crear y mucho menos ofrecer.
Entiendo mis contradicciones pero la verdad es que, mientras queramos reemplazar al SER con placeres materiales vanos y vacíos de toda trascendencia, únicamente nos quedaremos sumidos en una fábrica de ilusiones que solo traerá desilusiones o sea, más de eso mismo que tanto se teme, se combate y se agrede es decir...NOSOTROS MISMOS.

Conocernos a nosotros mismos, comprendernos y amarnos con nuestras capacidades y limitaciones es posible si se practica diligentemente la ATENCIÓN PLENA a cada paso y a cada respiración.
Tengo clara consciencia de que no todos comprenderán esto que aquí comparto y que, incluso, muchos más serán los que, probablemente, estén muy, muy lejos de éste camino y si más enterrados en su adictivo individualismo sin embargo, es, según mi experiencia, de esta manera que aprendemos a pasar por cada etapa de nuestras vidas y a continuar creciendo. Entonces, es aprendido esto o sea, a gestionar nuestras dificultades, emociones, y potencialidades, en pocas líneas DESPERTAR!!! cuando estaremos en condiciones de transmitirlas para que cada quien haga su propio camino ya que, como más arriba señalaba, no se puede dar lo que no se tiene o no se sabe que se posee, de ahí la importancia de aprender a conocernos para poder ayudar a otros a que también lo puedan desarrollar a su tiempo y forma.
Gassho

Claudio Daniel Rios

martes, 7 de marzo de 2017

Espejito, espejito. Cuando el otro, soy yo.



Cierta vez y mientras daba una clase de Agua Yoga delante de una veintenea de personas, tuve lo que podría llamarse, un pequeño despertar al darme cuenta de que todas y cada una de esas personas delante de mi, también eran un poco yo.

Lo que quiero explicar es cómo los demás o sea, aquellos con los que por diferentes razones entablamos algún tipo de relación, siempre tienen algo nuestro que mostrarnos a través de sus gestos, formas, palabras o actitudes. De ahí que cuando ese echo sucedió, confirme la percepción de años anteriores a cerca de la cual entendía que cada ser que entraba en una de mis clases o venía por masajes, traía algo para observar de mi mismo por lo cual, siempre sentí gratitud, aunque no todo lo que podía ver de mi en el otro me agradase pues, comprendía no solo la importancia de dicho encuentro sino, lo trascendente que se vuelve reconocer la responsabilidad que en algún grado tengo o tuve sobre la salud de dicha persona ya que y partiendo del principio básico de que todo pensamiento, acción  o palabra no queda reducido a su mera expresión sino que, por el contrario, a la larga o a la corta, conllevara alguna consecuencia para mi mismo como para todo lo que me rodea, no puedo menos que aceptar mi juego no siempre favorable en la vida y compensarlo dando lo que a su vez me fue dado que no es otra cosa que amor a través de las disciplinas que aprendo, transmito o enseño pero, recordando que así como yo hago mi parte, vos o el otro, deben ocuparse de hacer la suya y es que, sin el trabajo diario y constante de reconocernos en la inmediatez de ésta respiración, no sera posible ascensión espiritual, corporal o emocional alguna.
En otras palabras, no hay persona con la que te cruces en tu camino que por alguna causa no tenga algo que es tuyo como tuyo de él. Incluyo tanto a las que rechazamos como a las que no.

La práctica que permite poder vernos en el espejo que es ese otro, consiste en que a la hora de ver a ese otro ser, dejes de lado las opiniones o críticas y así, corrida la persona de nuestra implacable mira, solo quedemos nosotros frente a nosotros y nada mas; con lo puesto, con lo que de un modo o u otro hemos podido hacer hasta aquí y así, desnudos de prejuicios y valoraciones incorrectas, mirarnos sin miedo y con la mayor compasión posible para salir a pasear por este mundo fortalecidos, confiados, plenos de amor y serena alegría, que así sea.

Entonces y aceptando mi entera participación en cada uno de los momentos de mi vida y la del otro te digo, LO SIENTO, PERDÓN, TE AMO y GRACIAS, ¿por qué? Por que de una manera o de muchas, todos estamos aquí para evolucionar, elevar nuestro espíritu partiendo del barro de ésta mundanal existencia a veces torpe, temerosa, pequeña, vulnerable o vana pero, a su vez excepcional, única, maravillosa e irrepetible y lo que a mi corresponde, es aportar mi responsabilidad en ello, la responsabilidad de estar conmigo y mis decisiones al igual que estar con vos que también soy yo.

Gassho

viernes, 24 de febrero de 2017

Calma en la tormenta





Realizar la práctica de zazen o meditación zen dentro de un grupo puesto a esos fines y bajo la guía de un Maestro o instructor, suele ser el modo correcto de practicar, al igual que la práctica que de manera complementaria a lo anterior, realizamos en la soledad de nuestra casa recordando que, práctica y realización son una y suceden a un mismo tiempo sin deseo de logro o beneficio propio.

Pese a lo dicho, vale no perder de vista que la verdadera actitud de zazen,es hallar la calma en medio del ruido o la tormenta pues, esa es la práctica real o sea, cuando la mente puede estar tranquila aún en situaciones de mucha excitación.

Ayer y mientras realizaba un trámite en una oficina municipal en medio de mucha gente y un calor realmente agobiante, pude comprobar la importancia de lo que ahora les comparto cuando mi mente comenzó a encapricharse por diferentes detalles relativos a lo que estaba tramitando; a un mismo tiempo pude observar el modo en que mi cuerpo se tensaba, mi ánimo era ganado por el enojo y cierta cuota de frustración al comprobar que las cosas no"encajaban según lo deseado"...
Minutos después y luego de haber descargado por celular un comentario quejoso a mi padre sobre mi momento de hastío, caí en la cuenta de dicha condición mental y corporal entonces, volví a comunicarme con mi padre disculpándome por la queja y agregando en el comentario mi responsabilidad sobre aquel asunto.

Segundos después, comencé a encontrar la calma dentro mío sobretodo cuando al tiempo que aguardaba en una larga fila para ser atendido, abrí una página del libro "Mente zen, mente de principiante" del Maestro S. Suzuki que rezaba: "Es necesario que mantengamos constantemente el camino. El Zen no es un tipo de excitación, sino concentración en nuestra vida cotidiana. Si estás demasiado ocupado, o demasiado excitado, tu mente se vuelve burda, está continuamente alterada" - y agrega: "Esto no es bueno, si es posible, procura estar siempre calmado y alegre, y evita la excitación" Gassho Maestro.

Lo verdaderamente importante, no solo fueron las palabras del Maestro sino, que al centrarme en esas cualidades, calma y alegría, la fila en la que me encontraba camino más rápido y sin obstáculos, el calor corporal mermo, los empleados del departamento municipal me atendieron con suma amabilidad y hasta con una sonrisa y todo transcurrió sostenido en la calma de una mente en calma aún, en medio de la tormenta.
Me retire de la dependencia en menos tiempo del que suponía y con el agradecimiento de la experiencia vivida porque, una vez más, comprobé que el camino se encuentra exactamente donde ahora estamos por ello y como bien dijera otro gran Maestro: "Cualquier pregunta que nos formulemos en pos de alcanzar comprensión a cerca de lo que sea, guarda una sola respuesta, Meditación" Eso si, no me pidas que te explique sobre la meditación porque, lo único que la meditación puede decirte sobre vos y tu ahora, lo sabrás si te sentás y la practicas.

Estar atento a lo que nos sucede con lo que sucede, es la respuesta a todas nuestras preguntas.

"Cuando tu práctica es calmada y ordinaria, la vida cotidiana en sí misma, es la iluminación"

Shunryu Suzuki - Maestro zen

Claudio Daniel Rios

martes, 14 de febrero de 2017

La reverencia






"Cuando todo existe en tu gran mente, todas las relaciones dualistas se derrumban. No hay distinción entre cielo y tierra, hombre y mujer, profesor y discípulo. A veces un hombre se inclina ante a una mujer; a veces una mujer se inclina ante a un hombre. A veces el discípulo se inclina ante al maestro; a veces es el maestro es quien se inclina frente al discípulo.
Un maestro que no pueda inclinarse ante a su discípulo no puede inclinarse ante Buda.
A veces el maestro y el discípulo se inclinan juntos ante Buda. A veces podemos inclinarnos ante perros y gatos!

Shunryu Suzuki - Monje Budista de la escuela Soto Zen - (1904 - 1971)

Hacer reverencias dentro de la práctica Budista, es una oportunidad única de inclinarnos ante nuestras debilidades y condicionamientos egocéntricos insanos voviéndonos flexibles, humildes, modestos, compasivos y profundamente agradecidos de haber nacido en un cuerpo humano pues, somos los únicos que concientemente podemos alcanzar la máxima comprensión. ¿Qué comprensión? La comprensión de nuestra verdadera naturaleza para el propio desarrollo espiritual y el de los demás seres que habitan el universo. No hay comprensión sin práctica. Practica tu reverencia desde el corazón antes, durante y después de zazen y en cualquier lugar o momento en el que te encuentres.
Gassho

Claudio Daniel Rios

domingo, 5 de febrero de 2017

La palabra inútil

"El zen no confía en la palabra escrita.
Es un mensaje especial a parte de las escrituras.
El zen
es apuntar directo a la propia naturaleza"

Bodhidharma



Aunque el universo se sumerja en su más oscura realidad
no dejes de encender tu llama

------------------

Quien se retira del mundo para encontrar su alma
no lo abandona
si regresa al mundo
con una lámpara

------------------

La palabra se vuelve inútil
si lo que buscas es saber a qué sabe una manzana
alcanza con morderla

------------------

Este instante es ahora único e irrepetible
nunca antes había estado en él

-----------------

¿Si no aprendo a amar el dolor
qué sentido tiene amar la belleza?






No quieras detener tus pensamientos
solo observalos

No quieras controlar tu respiración
sólo escuchala

Mantén tu cuerpo sentado en zazen
y sentilo
aunque te encuentres caminando...

------------------

Tuve las cenizas de mi mamá en mis manos
y así y todo
continuaba siendo hermosa
y efímera

------------------

Miedo, alegría, tristeza
enojo o preocupación
Nada de la condición humana me es ajeno.

Que sepa hacer el bien
evitar el mal
y respetar toda forma de vida

------------------

Si no podes ser consciente de las semillas que cultivas en tu propio hacer
por estar inmerso en tu ideología o creencia
observa lo que cosechan tus manos y tu vida inmediata
y comprenderás cómo todo
está sujeto a causas y condiciones

------------------

Cuando tuviste mi vida en tus manos
me nacieron muchos sentimientos
pero ninguno fue odiarte



El buscador hace ruido
y atrae confusión

Quien no se busca o no se indaga
vive en la confusión

Quien busca sin buscar
habita el silencio y la comprensión

------------------

Lo que tenemos que aprender
no es a acrecentar nuestras habilidades y conocimientos
sino
nuestras virtudes humanas
a través
de nuestras habilidades y conocimientos

------------------

No te amo por lo que me das
sino
porque puedo amarte

------------------

Estrella de luz serena
la alegría me respira

Sentado en un espíritu recto
percibo la calma de mi existencia breve
y universal





¿Qué hay antes de un pensamiento?
¿qué hay antes de todo gesto o palabra?
¿qué hay antes de éste cielo?

------------------

Si la palabra escrita o hablada te conmueve
no desperdicies tu tiempo queriéndola entender

Solo permanece atento a lo que te mueve...con
porque en ese momento
eso es lo que sos

Claudio Daniel Rios






jueves, 26 de enero de 2017

No te cuides...





No te cuides para no enfermarte.
No te cuides para sentirte "siempre" bien.
No te cuides para no envejecer.
No te cuides para conformar a otros.
No te cuides para bajar de peso.
Menos aún, no te cuides porque está de moda.

Si te cuidas para algo, en realidad es porque todavía no comprendiste qué es cuidarse y como se hace.
Si te cuidas por alguna de estas causas, u otras similares, es porque lo que impera en vos es la creencia de lo que "tiene que ser" para que seas y no, quien en realidad ya sos.

Quien se cuida para algo, lo que sea, no notara que estará poniendo mucha más energía en obtener resultados y poca en observar qué y como hace para ir hacia ese destino o sea, no estará en el presente con lo que realmente sucede y si, en el futuro o lo que sería igual decir, lo condicionado, lo ilusorio, lo que no es más que una idea, incrementando de ese modo sus creencias de quién debe ser sin captar, con ello, todo el tiempo que ocupa en disminuir el poder de quien ya es.

Tener una actitud preventiva es siempre saludable pero, y basándome en mi experiencia laboral, puedo argumentar que es tanto lo que gana el miedo a, "lo que puede pasar", como si únicamente pudiesen pasarnos cosas malas, que la persona acaba por confundir prevención con temor por lo cual, no notara que la verdadera intención de cuidarse radica justamente en esa emoción y no en un cuidado sostenido en amarse y disfrutar por el solo hecho de cuidarse. Y es que de esto se trata, sin nada más que obtener o lograr, sin segundas intenciones. Sin volver cada acto en un medio para...y si, una acción solo por amor, respeto, gratitud y alegría por el hecho mismo de estar vivos y capacitados para bailar haciendo lo que el corazón canta y el cuerpo necesita. Ahora bien, ¿sabes lo que tu cuerpo necesita?...Me atrevo a asegurar que en la mayoría de los casos la respuesta es, no.
Es no porque lo que las personas dicen conocer de sí mismos, no es más que su sistema de creencias, lo que tallo en ellos la costumbre, la cultura, la formación académica y, sobre todo, la moral social tan arraigada en el "deber ser"; tanto así que, difícilmente puedan reconocer lo que les es natural a su condición humana de lo que han tomado de otros y continuaron prolongando como si les fuera propio.

No te preocupes, nadie escapa al molde cultural, social, religioso o de cualquier orden que se te ocurra. El asunto es más simple, ponte más atención desde una mirada silenciosa, sin juicios o argumentaciones pretenciosas, y vas a poder recuperar la energía y el poder para salir de lo que los demás esperan de vos, hacia lo que de verdad sentís que no es otra cosa que volverte verdadero y sincero con tu vida.

Hacer del cuidado un medio para algo, es segur mirando solo para afuera convencidos de que en ese lugar se encuentra lo que nos hará bien. Lo cierto es que todo lo que afuera te atraiga, rechaces o niegues, no es otra cosa que aspectos tuyos que aún no has aceptado, integrado y desarrollado en vos mismo.
Partiendo de esta verdad, la que solo se conoce por experiencia y no por teorías o filosofías, pensá que cuando te cuidas, lo haces convencido de que lo correcto es adecuarse a los estándares que el mercado de consumo impone y explota en lugar de hacer un alto a tanta oferta, supuestamente llena de vitalidad y, permitirte practicar la única actividad que logra recuperar la conciencia de lo completo que ya sos y de cuanto menos necesitas.
Esa práctica es la "atención plena" o meditación. Y es así porque la atención plena o sea, ver las cosas tal cual son, es la forma en la que podemos tomar conciencia de la totalidad de los hechos y no solo de sus partes, conociendo las causas, condiciones y resultados de nuestro hacer diario.
La atención plena es la que ayuda a soltar todos aquellos aspectos y comportamientos que obturan y deprimen el chi o energía vital, la que muchas veces perdemos sin siquiera saber bien cómo. De ahí que se vuelva difícil recuperarla pues, ¿como se recupera lo que no se dónde ni cómo lo perdí?

Estar atentos y presentes, es una de las mayores bendiciones con las que podrás toparte en tu vida.
Por ejemplo, al hacer una respiración completa, estarás practicando el hacer/sentír/pensar a un solo tiempo y sin escalas, de ahí que cuando te surjan preguntas del tipo ¿quién soy? o, ¿quién respira? No las contestes, solo escuchalas y deja que tu verdadera naturaleza te lo cuente. Ella, es la única que sabe quién sos, no tu mente llena de pensamientos viejos.

Párrafo aparte





Voy a dedicar unas breves líneas para esas personas que deliberadamente o no, practican el no cuidarse de modo alguno. Esas personas que siempre tiene una y mil excusas a mano, "que el calor, que el frío, que el trabajo, los hijos" o que, "no tengo tiempo". Para los que el otro o lo otro siempre es más importantes que ellos mismos. Los que, "van a empezar la dieta el lunes o las actividades en marzo" Es decir, los eternos auto postergados. A ellos de corazón les digo, continúen viviendo de esa manera... Si, como leen. No cambien nada porque aún no es la hora. Y eso es así porque para que algo se transforme de verdad, primero se tiene que agotar, concluir. Apresurar las cosas con más obligaciones y presiones de las que ellos mismos se auto imponen, crean y mantienen, produciría un colapso del que probablemente no se puedan reponer.

Entonces, si estás en ésta lista, lo cual significa que estás dando un primer paso muy importante que es, aceptar que no te estás queriendo, (recorda que todo lo que hacemos en nuestra contra es hija del miedo) lo que puedo sugerirte es que toda vez que estés esquivándote a vos mismo/a con una de tus tantas justificaciones, lo que puede ayudarte a que cuando el ciclo de indulgencia y poco buen trato finalice y no te quedes vacío/a de toda voluntad para reponer algo de los daños generados, te ayudara y mucho practicar la atención plena pues, quizás, un buen día, esa atención o actitud meditativa, te conduzca al despertar; a vivir plenamente en cada momento y te veas y sientas como te envuelve y te eleva una energía llena de amor y respeto donde el agradecimiento será lo primero que se manifieste y con ello, nada de lo que realmente te sea necesario, te faltara.





Para concluir:
No hagas ejercicio, disfruta de mover tu cuerpo.a su propio ritmo.
No hagas dieta, come dando gracias por poder hacerlo y disfruta de nutrirte, no de atragantarte.
No vivas haciéndote cirugías y mal gastando plata en cremas o tinturas. Ama tus arrugas y tus canas que en ellas está escrita tu vida, tu irrepetible historia.

No debilites tu poder o capacidades quejándote siempre de lo que no te gusta. Cambalo, cambiate, transformate.
No hagas planes todo el tiempo. Goza enteramente de lo que tenes ahora.
Medita, medita, medita.
Busca herramientas, porque capacidades ya tenes, solo hace falta que las descubras.
Durante todo un día o, unas horas o al menos por un minuto, no hagas otra cosa que...observarte sin hablar u opinar..
Hace lo que te nazca desde bien adentro, miralo, sentilo, no te arrebates, respira, calmate o enojate y si es así, se puro enojo pero, con la luz de la atención plena siempre presente para que ninguna emoción te ahogue.
Dejate ir. Dejate hacer. Dejate ser.

Como diría el recientemente desaparecido Horacio Guarany: "Ser feliz es una obligación"
No seas irrespetuoso con tu vida y la mal gastes que después de todo es la única que tenés y no hay ni la más mínima garantía de poder tener otra vida, otra oportunidad.

Claudio Daniel Rios